Minimus Life vs FiveFingers

9/04/2012

He usado mis New Balance Minimus Life para correr algunas veces, las suficientes como para hacerme la idea de la diferencia entre correr casi descalzo sin nada de amortiguación, y hacerlo con un poquito de elevación en el talón y amortiguación mínima en la parte trasera del pie. Aunque esta zapatilla no se aconseja para correr (la versión running de la línea Minimus tiene más amortiguación y es menos plana) es una mejor zapatilla minimalista que la versión de running. En comparación con las Vibram FiveFingers ofrece menos propiocepción, notas menos el suelo como es obvio y la sensación es que el pie va retenido. Lo bueno de estas zapatillas es que no enmascara la incomodidad de la zancada larga y la pisada de talón. Con las Vibram o descalzo duele aterrizar con el talón, mientras que con las Minimus se nota una vibración desagradable por la pierna y la espalda.
Esto es bueno porque la zapatilla te ayuda a mantener una zancada corta, a que el pie aterrice debajo de la cadera y no delante y que lo haga con el mediopié. En definitiva te ayuda a pisar bien en lugar de ponértelo difícil como hacen las zapatillas de suela gorda.

Si consideras comprarlas es conveniente que elijas un número mayor al habitual. Las zapatillas ajustan bien en el empeine, de modo que el espacio extra servirá para que los dedos tengan más espacio y tú más comodidad.

Sin comentarios

¿Cómo empiezo a correr?

4/05/2011

Aunque soy un auténtico novato en esto de correr, ya me han pedido consejo para empezar. Obviamente no puedo aconsejar a nadie usando solo mi experiencia, pero sí puedo contar lo que yo he hecho y me ha funcionado, espero que estos sencillos consejos sean útiles:

1. Motívate. Piensa en correr, en los beneficios que obtendrás cuando estés en forma, en las cosas estimulantes de correr, respirar aire limpio, superar tus límites, la recompensa después del esfuerzo… ese tipo de cosas. Además de eso yo encontré motivación para arrancar en el libro de Haruki Murakami: De qué hablo cuando hablo de correr.

2. Ponte un objetivo. No salgas a entrenar porque sí, persigue un objetivo concreto, que puedas cumplir y que suponga un reto. Por ejemplo, ser capaz de correr 10 Km en los próximos 5 meses.

3. Empieza en pequeño. Tanto en el entrenamiento como con el equipo:

  • Entrenamiento. Empieza alternando caminar y correr durante una media hora si estás en baja forma (5 min. andando y 2 min. a trote suave) o corre menos de 20 minutos las primeras sesiones. Alterna los días de entrenamiento y de descanso. Aunque no es imprescindible, es conveniente que uses una planificación de entrenamientos preparada por gente que sepa, para ello puedes buscar por la web planes de entrenamiento en sitios como Runner’s worldmiCoach.
  • Equipo. Si tienes unas zapatillas deportivas cómodas úsalas al principio cuando estás corriendo poco o caminando y corriendo. Más adelante, cuando hayas construido el hábito, cómprate unas zapatillas solo para correr. Si necesitas comprarlas ya ve a una tienda especializada, con el asesoramiento de un experto. Respecto a la ropa, usa la que tengas, no te compliques.

4. Crea un hábito. Cuando tengas tu plan de entrenamiento, trata de cumplirlo a rajatabla, sobre todo el primer mes, para crear el hábito de salir a entrenar, si fallas una vez, procura por todos los medios no fallar la siguiente, no faltes dos veces seguidas a tu cita. Adquirir un compromiso contigo mismo te puede ayudar y hacerlo público hace que el compromiso sea más firme.

5. Estira. Cuando era pequeño no le veía sentido al calentamiento y mucho menos a los estiramientos, pero ahora mi cuerpo me pasa factura si no lo trato bien. Mira en la web algunos estiramientos y hazlos antes y después, yo estiro un poco (2-3 min.) antes, principalmente los músculos de las piernas y el torso. Después de cada sesión estiro unos 7 min. Aquí hay algunos consejos. Puedes encontrar más por otras webs de running.

6. Corre cerca de tu casa. Si tienes que desplazarte a un lugar particular para entrenar, tienes una excusa más los días que estés perezoso. Yo procuro empezar a correr al salir de casa, no pierdo tiempo en ir y venir y no tengo excusa para quedarme en el sofá cuando llega la hora de correr. Solo tengo que ponerme las zapatillas y salir.

7. Disfruta de cada entrenamiento. Siente tu cuerpo, tu respiración, el esfuerzo en tus piernas. Mira a la gente que pasa, el paisaje, los pájaros, el mar o los árboles (si los tienes cerca de tu ruta), y cuando acabes celebra tu pequeño logro.

La imagen que ilustra este post es de esbjorn2

Sin comentarios

Mi equipo

10/03/2011

Una de las razones por las que elegí empezar a correr es que no se necesita mucho equipo para empezar.

Desde el principio decidí adoptar un enfoque minimalista para este proyecto, quería hacerlo en pequeño, usando solo los medios estrictamente necesarios. No quería terminar con un montón de cosas sin usar si luego decidía que correr no era para mí, quería ver qué elementos son imprescindibles e ir incorporando las cosas según las necesitara.

Para empezar opté por usar la ropa de deporte que tenía por casa (salvo un par de camisetas nuevas) y mis zapatillas de deporte, unas Adidas viejas que compré para jugar al pádel y que no me sirvieron porque su suela es para tenis indoor. Estas zapatillas eran las más cómodas que tenía en casa, la suela no estaba demasiado gastada y eran muy ligeras, o eso pensaba yo.

Al poco tiempo de empezar a correr con ropa y zapatillas viejas decidí que necesitaba saber qué distancia corría, había que añadir un artículo más a mi equipo. En lugar de comprar algo físico me decidí por un servicio web gratuito: RunTrackr. En esta web te registras, creas tus rutas sobre un mapa de Google y anotas tus progresos en cada sesión de entrenamientos, no hace nada más, no necesitaba nada más. Eso sí, después de cada sesión tenía que marcar sobre el mapa por dónde había corrido para calcular la distancia, tampoco es que fuese muy cómodo.

Luego experimenté la incomodidad de no saber cuánto tiempo llevaba corriendo cada vez que salía. Yo no uso reloj miro la hora en el móvil, pero no llevaba el móvil cuando corría. Me he visto más de una vez preguntando la hora y calculando el paso de los minutos según mi respiración o mi ritmo. No soy nada bueno haciéndolo así que compré un reloj con cronómetro.

Ya tenía el equipo mínimo necesario. No me fue mal, pero no conseguía establecer un hábito, a veces olvidaba anotar la sesión en RunTrackr y no tenía un objetivo claro no un plan de entrenamiento.

En enero decidí empezar de nuevo, mismo enfoque pero con implementación más seria. Consideré que mi equipo mínimo debería incluir unas zapatillas para correr y un sistema sencillo que integrase un plan de entrenamiento con objetivo concreto y recogida automática de datos en cada sesión. Ya que tengo un iPhone con GPS lo más obvio es usar una app y la mejor que he encontrado es miCoach. Respecto a las zapatillas decidí ir a una tienda especializada recomendada por una amiga y gastar el dinero necesario, con el asesoramiento del personal de Deportes Zulaica, en el centro de Málaga, descubrí que soy supinador y adquirí unas Mizuno Wave Ultima 2. Comparadas, mis zapas viejas son tan cómodas y ligeras como dos cajas de madera de la talla 11.

Desde que completé mi equipo he corrido 107 Km en 27 sesiones a un ritmo medio de 6,35 min/Km. Ahora voy en serio.

RunTrackr

Mizuno Wave Ultima 2

Deportes Zulaica

Adidas miCoach

Sin comentarios