Nacidos para correr

por amoyag el 4/10/2011

El libro en general es magnífico. Chris McDougall consigue mantener la emoción y casi el suspense, a medida que va narrando su viaje a las Barrancas y los encuentros con los tarahumaras. El ritmo de la narración y los personajes enganchan al instante. Si te gusta correr, además de divertirte aprenderás mucho. Aprenderás sobre la fisiología y evolución humanas, cómo la compasión está tan arraigada en nosotros como el correr. Sabrás por qué somos tan buenos corriendo y porqué nos gusta correr. Conocerás la historia de las zapatillas de jogging y porqué no han sobrevivido a su promesa de proteger a los corredores de las lesiones. Recibirás consejos sobre alimentación de superhombres como Scott Jurek. Te emocionarás con la historia de corredores como Emil Zatopek y conocerás a los mejores atletas del mundo, la gente que corre.

Todo esto invita a investigar y a plantearte muchos aspectos sobre correr que seguro dabas por sentado. De hecho, solo por  el capítulo 25 sobre las zapatillas amortiguadas, ya vale la pena el libro. Cuando lo acabes sentirás ganas de echarte a la calle a correr.

Nacidos para correr está lleno de frases para subrayar, de las mías me quedo con esta:

Porque si no creemos que hemos nacido para correr, no solo estamos negando la historia, estamos negando lo que somos.

Aquí hay información sobre las personas que aparecen en el libro, a modo de epílogo del libro.

Fotografía cortesía de LaBellaVida

Sin comentarios.

Escribe un comentario: